jueves, 10 de noviembre de 2011

Cuéntame, dime quién.

Cinco entrenamientos, dos pinchazos, muchos picores. Y tan solo dos días.
Hoy tercer lunarun. Buscando personas-baliza y encontrando otras cosas. Madrid es grande (muy grande) para encontrar algo al azar pero...quizás encuentres lo que menos esperas.
Mañana, con el viernes, por fin el fin de semana. Con él, salida en masa: score, lineal, elección de ruta:
-Pero contrólate.
-¿QUE? 
-Que te controles.
-¿COMO? 
-No fuerces.
-Estoy cansado.
-Por eso.
-El sábado paso de Soto, voy con Luis y ruedo.
-Tu sabrás...
-Que sensación tan extraña.

Días raros, noches largas, despertares cansados, mala pata. Sensaciones extrañas, ronchas jodiendo, imágenes pasadas, recuerdos enteros. No quiero nada, en realidad sí, compañeros geniales, sueños de plata.

-¿Tan difícil es clavar todos los controles?
-No busco entrar perfecto, sino ir rápido
-Pero, ¿si fallas? 
-Hay otros factores.
-¿Y como te concentras?
-La verdad, pienso en ella.
-¿estas tonto?¿que te crees?
-Nada, déjame.
-Piénsalo al revés, quizás...
-¡¡Déjame!! no hay quizás, lo hago porque lo hago. Me sienta bien.


Silencio, me estoy tirando al monte silencio
hay pasos que me vienen siguiendo,
pero eso es que me ha dado siempre igual.


P.D: Lo siento...

1 comentario:

rafemu dijo...

¿Llegó la primavera?