sábado, 22 de octubre de 2011

zum zum

Hoy ha sido una noche diferente a las demás, y por qué? Pues muy simple, porque ha venido a visitarme mi gran amigo nocturno. Creía que eramos colegas, puesto que ya nos habíamos encontrado en otras ocasiones, pero no, me traicionó. Su cadencia de racionalidad hizo comenzar una batalla a vida o muerte en la que solo podía quedar uno:
Sus primeros ataques eran suaves, inspeccionando mi cuerpo y buscando mi punto débil. Pronto lo empecé a notar machacándome la cara, yo desesperadamente me daba bofetadas a ver si con suerte lo aplastaba contra mis mejillas, qué cruel, pero no era suficiente, me estaba chupando de arriba a bajo y encima yo me estaba auto-lesionando. Finalmente me levanto sonámbulo y enciendo la luz a ver si lo veo, me pongo a inspeccionar por toda la habitación y no lo encuentro ¿Invisus?, decido volver a dormirme y olvidarlo. Pasado un tiempo vuelvo a escuchar el mismo zumbido, ese aleteo rondando por mi oreja, maldición, me rindo, cojo la almohada y decido pasar lo que queda de noche en otra habitación, en el sofá.

Daños físicos e psíquicos:
-Múltiples picaduras por la cara, un par en el brazo y la espalda.
-Cara bofeteada.
-Cabreo nocturno
-Reducción de horas de sueño

Territorios conquistados:
-Salón.
Territorios perdidos:
-Cama e habitación.

MARCADOR: Antuan: 0 Mosquit-o: 1

3 comentarios:

Competencia de Runoway-El Carnoso Prosista dijo...

NOTICIÓN

rafemu dijo...

Horrible. Yo los conozco: http://raulferra.blogspot.com/2010/04/cambio-de-colores-y-mosquitos-talibanes.html

Anónimo dijo...

paja de entrada antoñiko, no dejeis de leer las anteriores entradas!!! son de un nivel mucho mas alto que esta noticia q no interesa ni a el mosquito maligno